Talleres de participación

El 7 de mayo haremos unos talleres de participación para trabajar la organización del acto de recreación de la batalla de Cutanda y algunas prendas concretas.

Horario: De 9:00 a 13:00 en el local de las antiguas escuelas.

cutanda talleres

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Santa Elena conoce Cutanda. Noticia publicada en el diario de Jaén

Una delegación de Santa Elena, encabezada por su alcalde, Juan Caminero, y por el cronista oficial, Julio Garrido, visitó Cutanda, en Calamocha, Teruel, para conocer los trabajos que se realizan allí para localizar el campo de batalla en el que, en el año 1120, un ejército aragonés derrotó a los almorávides. Los dos municipios quieren hermanarse.

image_content_12130359_20160406094934

santa elena conoce jaen

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La promoción turística de las Navas de Tolosa, referente para Cutanda

Artículo publicado en Heraldo Teruel digital, 04/04/2016
Los alcaldes de Calamocha y Santa Elena (Jaén) quieren promover una red nacional de batallas medievales como atractivo turístico.

cutanda

Cutanda, una pedanía de Calamocha en la que se libró una batalla decisiva de la Reconquista aragonesa, y Santa Elena (Jaén), escenario de la confrontación más famosa de la Edad Media española, las Navas de Tolosa, colaborarán para profundizar en el conocimiento y divulgación de ambos hitos históricos.

Una delegación de la localidad jienense encabezada por su alcalde, Juan Caminera, visitó este sábado la localidad turolense para conocer los trabajos que se llevan a cabo allí para localizar el campo de batalla en el que, el año 1120, un ejército aragonés derrotó a las tropas almorávides, muy superiores, dejando definitivamente en manos del reino de Aragón el valle del Ebro.

Rubén Sáez, el historiador que lidera las pesquisas en Cutanda juntamente con el arqueólogo Javier Ibáñez, explicó que Santa Elena goza de un justificado renombre y proyección como escenario de las Navas, una fama sustentada en un centro de interpretación de la batalla que supuso una inversión de tres millones de euros y en los cientos de vestigios materiales de aquel trascendental choque de 1212 entre Castilla -aliada con Aragón y Navarra- y el poderoso califato almohade.

Sin embargo, a juicio de Sáez, la investigación científica del escenario de los combates todavía está en mantillas. En esta vertiente, el grupo que trabaja en Cutanda tiene mucho que aportar por su incorporación de las últimas tecnologías en la prospección de restos arqueológicos y por la configuración de un equipo investigador multidisciplinar.

El objetivo final de la Asociación Batalla de Cutanda es localizar el escenario de los combates -sobre el que hay indicios pero no seguridades- y convertirlo en un pilar del desarrollo futuro de la localidad, acosada por la despoblación como buena parte del valle del Jiloca. Entre las actuaciones llevadas a cabo, figuran sondeos con los más sofisticados equipos de la unidad de Pontoneros del Ejército con base en Zaragoza.

Los alcaldes de Calamocha, Manuel Rando, y Santa Elena, Juan Caminera, decidieron también promover una red nacional de batallas medievales que podría constituir un atractivo turístico de primer orden. La colaboración entre las dos poblaciones podría concretarse en proyectos de investigación y promoción conjuntos canalizados hacia el Instituto de Patrimonio Cultural Español.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Iniciación al recreacionismo

El sábado, 16 de abril, tendremos una primera toma de contacto entre todos los interesados en participar en los actos recreacionistas de la batalla de Cutanda. La reunión se hará entre las 9:00 a 13:00 h. en el local de las amas de casa (antiguas escuelas).

Todos los interesados pueden apuntarse hasta el dia 15 de abril, en una lista que hay en el bar.

cutanda

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El ejército decide ayudarnos en la búsqueda de la batalla

El jueves, 29 de octubre de 2015, se acercaron hasta Cutanda un grupo de expertos del regimiento de pontoneros de Zaragoza para realizar unas pruebas con sus equipos militares para ver si se podían adecuar a la búsqueda de la batalla de Cutanda. En el caso de ser útiles, para el año que viene se intentaría realizar una campaña más amplia contando con el ejército. La noticia saltó a la prensa y se difundió por todos los medios audiovisuales y escritos. Para no repetir la información, os dejamos unos enlaces en los que se pueden descargar o visualizar las principales noticias.

Fecha Medio de comunicación Noticia
29/10/2045 Heraldo de Aragón El regimiento de pontoneros buscará el lugar de la batalla medieval de Cutanda con georradares
29/10/2015 Diario de Teruel Tres georradares del ejército buscarán hoy los restos de la batalla de Cutanda
30/10/2015 Diario de Teruel Los expertos en detectar minas en Afganistán buscan restos de una batalla del año 1120
30/10/2015 Heraldo de Aragón Alta tecnología militar para ubicar un combate militar

Tenemos que destacar el video realizado por Radio Televisión Española, con un montaje muy atractivo mezclando la reconstrucción de una antigua batalla medieval y la presencia de los soldados españoles actuales.

Fecha Medio de comunicación URL
29/10/2045 Aragón TV http://alacarta.aragontelevision.es/informativos/aragon-noticias-2-29102015-2030-1
29/10/2015 Rtve-Aragón http://www.rtve.es/alacarta/videos/noticias-aragon/noticias-aragon-2-29-10-15/3339926/
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La batalla de Cutanda y la búsqueda de los 2.000 camellos

Qutanda, año 1120.

En un paraje no precisado del entorno de Cutanda (antaño municipio, hoy barrio pedáneo de Calamocha), tuvo lugar una de las principales batallas campales del Aragón medieval. La historia se remonta al año 1110, en el que los almorávides (movimiento político-religioso islámico de carácter integrista) se hicieron con el control de Zaragoza, que durante una centuria había sido capital de una taifa independiente. Ocho años después, Alfonso I el Batallador conquistó la ciudad; y con ella, Belchite y otras posiciones muy distantes en la provincia de Teruel (Aliaga, Pitarque, Jarque, Galve y Alcalá de la Selva); y en 1119 tomaba Tudela, Tarazona y Borja.

En el invierno de 1119-20, el emir almorávide Ali ibn Yusuf ordenó una expedición militar destinada a frenar el avance aragonés. Encomendó la misión a su hermano, Ibrahim ibn Yusub, gobernador de Sevilla.

Se organizó un importante ejército que integraba tropas de distintas procedencias (Lérida, Granada, Murcia, Molina …) y voluntarios de todo al-Ándalus; en total, 5.000 jinetes y cerca de 10.000 infantes, según narra Ibn Idari.

Alfonso I Batallador, que estaba sitiando Calatayud, salió a su encuentro con un ejército que incluía las huestes del conde Guillermo de Poitiers. La batalla se produjo el 17 de junio de 1120, con resultados desastrosos para los almorávides (recordemos la frase “peor que la de Cutanda”).

Al-Maqqari indica que murieron cerca de 20.000 voluntarios musulmanes; otras fuentes islámicas mencionan el fallecimiento de destacados personajes, como los cadíes de Murcia y Almería. La Chronique de Saint-Maixent habla de 15.000 musulmanes muertos, numerosos prisioneros y un botín de 2.000 camellos y otras bestias “sin número”. Sin duda, las cifras parecen exageradas; pero aún con todo, las bajas debieron cifrarse en miles. Alfonso I ganó una de sus principales batallas; y los almorávides perdieron toda esperanza de recuperar Zaragoza, siendo el preludio de la decadencia de su imperio.

Cutanda, año 2015.

Por iniciativa de la Asociación Batalla de Cutanda (presidida por Roberto Alonso), este verano se ha emprendido una investigación arqueológica que pretende detectar y estudiar el escenario en el que se desarrollo la batalla de Cutanda. Se trata de un proyecto colectivo, que integra un heterogéneo grupo de personas motivadas por distintos intereses (investigación, recreacionismo histórico, curiosidad, preocupación por el futuro del pueblo…), pero unidas por ese objetivo común.

La eficiente campaña de imagen dirigida por Tamara López ha popularizado “la búsqueda de 2.000 camellos”. Más allá de este impactante mensaje, hay un proyecto de investigación organizado por un equipo de profesionales, que desarrollan un protocolo de trabajo preestablecido.

Detrás de la potente imagen del pasado 29 de agosto, con más de 70 personas buscando pretéritas evidencias en unos campos de labor, estuvo la callada labor de un equipo de historiadores –Rubén Sáez y Emilio Benedicto­– y arqueólogos –Rosa Mª Loscos, José F. Casabona y el que suscribe, con la colaboración de otros compañeros de profesión–, que revisaron antes y después el espacio recorrido; y que volverán a prospectar todas las veces que se consideren oportunas aquellos sectores más interesantes.

Nuestro punto de partida es una hipótesis de trabajo desarrollada a partir de las fuentes escritas, las tácticas militares de la época, las noticias de hallazgos, la toponimia y los indicios aportados por la tradición popular; resultado de la cual, se ha definido un espacio concreto, de 88 hectáreas de superficie, aunque la superficie es sensiblemente más amplia si se tienen en cuenta las previsibles acciones y acontecimientos asociados al choque bélico. Sabemos que en parte de dicho espacio se han realizado anteriores búsquedas esporádicas y no sistemáticas del campo de batalla, con resultados negativos.

Se parte de la base de que las previsibles evidencias dejadas por un campo de batalla, estarán posiblemente articuladas con un doble parámetro de distribución: de una parte, el asociado a las inhumaciones de los fallecidos (de todos o parte), que debió realizarse en fosas comunes (aunque también pudieron realizarse enterramientos individuales de parte de las víctimas del bando vencedor), situadas dentro del propio campo de batalla o en espacios aledaños. Y por otra parte, los restos dispersos en el escenario bélico (cadáveres insepultos de animales y, posiblemente, personas, así como puntas de proyectiles, clavos, algunas armas no recuperadas, etc.).

En ese espacio acotado queremos desarrollar una sucesión de intervenciones articuladas en seis fases de trabajo; las tres primeras se encuentran integradas dentro de la denominada prospección arqueológica. La primera es la distribución de los distintos tipos evidencias materiales conservadas en superficie; la segunda es el análisis geoarqueológico, evaluando las potenciales alteraciones en la dispersión de los restos derivadas de los procesos geomorfológicos y los usos tradicionales del espacio; la tercera supone la utilización de métodos de prospección geofísica y magnética, que se desarrollarán de forma selectiva en función de los resultados obtenidos en las dos fases anteriores.

A partir de estas tres primeras etapas de prospección arqueológica, se propondrá una serie de puntos en los que se considera interesante la realización de sondeos arqueológicos (cuarta fase); estos determinarán, si procede, la realización de excavaciones en área y/o la multiplicación de sondeos ya en la quinta fase.

Cutanda, años 2020 y 2120.

Si resulta difícil estudiar el pasado, más aún predecir el futuro; y son muchas las cuestiones planteadas. “¿Descubriremos el escenario de la Batalla de Cutanda?”. Para tratar de responder a esa pregunta, hemos aplicado una pequeña fórmula probabilística, basada en cuatro parámetros. Es muy sencilla; la probabilidad (P) de encontrar el campo de batalla depende de que haya existido el suceso (S), de que este haya dejado huella (H) perdurable en el registro arqueológico, de la capacidad de detección (D) de la misma y de que se busque en el lugar (L) adecuado.

Es decir P = S x H x D x L.

Tenemos la certeza de que la batalla tuvo lugar (S = 100 %); dada su magnitud, parece muy difícil que se haya borrado toda evidencia de la misma (H=90%); creemos que existen altas probabilidades de que con la metodología aplicada se puedan detectar esas huellas (D=75%); y tenemos una hipótesis de trabajo razonablemente sólida sobre donde pudo desarrollarse la batalla (esta es la variable más difícil de precisar, proponiendo L = 25 a 50 %). El resultado de la aplicación de la fórmula, con los valores asignados a cada parámetro, es que tenemos del 17 al 33 % de probabilidad de hallar el escenario de la Batalla de Cutanda; yo, personalmente, creo que la probabilidad es algo superior. Pero si además estamos dispuestos a que, en el caso de no localizarlo en el espacio seleccionado, ampliar nuestra búsqueda a otras zonas, las probabilidades pueden aumentar hasta superar el 50%. De lo que estamos seguros, es de que si no se busca, será muy difícil que aparezca.

“¿Habremos descubierto el campo de batalla en el 2020?”. La probabilidad de que así sea dependerá de hayamos podido aplicar o no el protocolo de trabajo que hemos definido, o que incluso hayamos ampliado el ámbito de estudio a otras áreas. Aunque los componentes del equipo somos optimistas, no queremos generar falsas expectativas. Y más si tenemos en cuenta la ausencia, por el momento, de recursos económicos para llevar a cabo el trabajo, lo que impide asegurar un ritmo satisfactorio del mismo, al depender de la disponibilidad de los profesionales y la colaboración de los voluntarios.

“¿Qué repercusiones tendría el hallazgo del escenario de la batalla y de los enterramientos asociados?”. A nivel histórico y arqueológico, sería un importante descubrimiento, que aportaría información sobre las personas que componían ambos ejércitos (edad, patologías previas y todo el amplio abanico de información que podría proporcionar su ADN), heridas recibidas, armas empleadas, técnicas de combate e incluso sobre el desarrollo de la batalla.

Pero la transcendencia del hallazgo superaría la investigación histórica. Sería la génesis de un recurso turístico-cultural de primer orden; véanse sino, los proyectos desarrollados en torno a los campos de batalla de Las Navas de Tolosa, Alarcos o Aljubarrota. Su repercusión iría mucho más allá de Calamocha y su comarca, al reforzar de forma significativa una oferta turística que, en todo el Sur de Aragón, está cada vez más volcada en el Patrimonio Medieval y en las recreaciones y fiestas inspiradas en ese periodo.

Pero para el propio Cutanda, la apuesta es mucho más fuerte; los casi novecientos habitantes censados en 1940, se han reducido a 65 en 2014, de los que sólo la mitad reside permanentemente en el pueblo. Y las previsiones a medio y largo plazo son muy negativas. Por ello, no resulta exagerado afirmar que del hallazgo de este escenario bélico podría depender que, para el milenario de la Batalla (2120), Cutanda sea un pueblo habitado o un nostálgico recuerdo.

Javier Ibáñez González, arqueólogo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La batalla continúa…

Tamara López ha montado un pequeño vídeo colectivo con toda la gente que participó en la búsqueda… Como sólo pudimos prospectar la mitad del territorio previsto, han convocado una nueva “quedada” para el sábado, 19 de septiembre.

¡¡Apúntate!!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Gracias por vuestra colaboración

Agradecer a todos los asistentes su participación,ha sido muy importante en un pueblo de las dimensiones de Cutanda,ya que sobrepasamos los 55 vecinos,(el resto,hasta 70, eramos de otra procedencia). Esto nos habla de lo comprometidos que están con nuestro proyecto y la responsabilidad que tenemos respecto a ellos,pero también de que los vecinos están deseosos de un futuro mejor para Cutanda, distinto al de una progresiva despoblación. No di las gracias en el sitio públicamente y quiero decirles a todos los participantes,en nombre de todos pero fundamentalmente en nombre de la Asociación Batalla de Cutanda,….¡¡Muchísimas gracias por participar!!.

Por supuesto que hay que agradecer también a Rubén y a los arqueólogos Javier, Rosa y Josefrancisco su tiempo, el palizón que se han dado por nosotros y la faena de gabinete que todavía les queda por realizar.Todos los asistentes sabéis que mientras recorríais 20 metros el arqueólogo, atendiendo a todos, recorría mas de 40 m.

En cuanto a la prospección:Por un lado la superficie inspeccionada ha sido insuficiente,solo el equipo que menos hallazgos realizaba y por tanto iba mas rápido,el equipo verde,ha cubierto un poco mas del 50% de sus objetivos en superficie,Por lo que se hace necesaria la segunda parte, ya que el terreno prospectado no nos permite tener una visión de conjunto de la zona que consideramos de interés por ser el ,supuesto teóricamente, campo de batalla.El día fue duro,muchas horas andando por terreno recién labrado bajo un sol realmente serio,muy cansado.Pues allí aguantaron los vecinos jóvenes y no tanto.Eso si la intendencia funcionó perfectamente,tanto a la hora de almorzar como a la de comer.

En cuanto a los resultados:Se han encontrado mas de 1000 piezas con algún posible interés (algunas se descartarán posteriormente)entre huesos,cerámica,escoria,metal.Pero fundamentalmente en una proporción altísima cerámica de diversas épocas,lo que nos indica la larga historia de Cutanda. Nuestros asesores hablan de “moderado optimismo”, si bien se resisten a una mayor concreción a la espera de procesar cartográficamente toda la información generada (esto es, de que estudien la distribución de materiales según los distintos tipos y épocas) y de ampliar la zona investigada, dados los grandes espacios de vacío existentes.Estamos pues en una etapa del trabajo cuyos frutos no veremos de inmediato.

Roberto

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La búsqueda…

Día 29 de agosto, a las 9 de la mañana empezaremos la búsqueda…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Acto de presentación

El pasado sábado 8 de agosto tuvo lugar la presentación pública de la Asociación Cultural Batalla de Cutanda, el acto que se desarrolló en la iglesia de la localidad congregó a un gran número de asistentes,  principalmente vecinos e hijos de la localidad.

El motivo principal de esta convocatoria era dar a conocer los objetivos de esta nueva asociación, contar con la participación de todos los interesados y especialmente con la población de la localidad.

La asociación pretende reivindicar la importancia de la batalla en sus vertientes de recreacionismo histórico, turístico, científico-cultural y económico para la comarca mediante actividades que giren entorno a la conmemoración de la misma, anualmente y en el IX centenario del aniversario de la Batalla de Cutanda, que que tendrá lugar el próximo año 2020 y que supuso por parte del rey Alfonso primero la conquista de los valles del Jalon y Jiloca que a partir de entonces han constituido parte del territorio aragonés, abrir la posibilidad de conquista del reino de Valencia y poder destinar tropas a los territorios del entorno del valle del Ebro.

Las actividades que se plantean son; en primer lugar ubicar el lugar concreto donde se produjo la batalla. Para ello se pretende atraer voluntarios que bajo la supervisión de un equipo de historiadores y arqueólogos, realicen una prospección en busca de los restos de la batalla que pudieran conservarse, una inspección ocular asesorada por los especialistas sin crear ningún problema a las explotaciones agrícolas.

Por otra parte, se proyecta la realización de proyectos encaminados a la conservación del castillo de Cutanda, que fue un punto estratégico durante la reconquista y la Edad Media.

También se plantea la creación de un acontecimiento reacreacionista anual que divulgue y ponga en valor los hechos históricos.

Todo ello con la vista puesta en el aniversario del año 2020 momento cumbre en las actividades y para el que se quiere ir trabajando desde el principio.

En el acto participaron el presidente de la Asociación Cultural Batalla de Cutanda, Roberto Alonso quien expresó ilusiones y proyectos de futuro así como su trascendencia para la localidad, el historiador militar Rubén Saez que sobre planos estableció la posible localización de los ejércitos en el momento de la batalla sobre la zona de las Celadas, las vestimentas de soldados de la época, restos encontrados en otras batallas y resalto la trascendencia científica si se confirma el hallazgo. La arqueóloga Rosa Loscos explicó la metodología del trabajo de campo y que nos puede aportar, el también arqueólogo Javier Ibáñez explico las posibilidades de éxito de la campaña de localización, en qué consistirían las actuaciones a realizar tanto en la prospección del campo de batalla como en la puesta en valor del castillo.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario