Imprimir

Un azarollo trasmocho en Fombuena

in Aragón
Visto: 1895

Azarollo_Fombuena_2_redLos frutales son árboles de poda pero no trasmochos en el sentido estricto de la palabra. La poda, realizada anual o cada pocos años, retira tan solo algunas ramas poco productivas, las dispuestas en el interior de la copa y de crecimiento muy vertical, o los extremos de alguna periféricas para favorecer aquellas productoras de flor. Pero, en ocasiones, pueden encontrarse árboles frutales que parecen trasmochos.

Esto nos ocurrió con un azarollo que encontramos en Fombuena (Campo de Daroca).

El azarollo o serbal doméstico (Sorbus doméstica) es una especie autóctona que históricamente ha sido muy favorecida por el hombre quien lo ha plantado activamente en el margen de campos para la producción de sus frutos: las azarollas.

Andábamos recorriendo los montes y campos próximos al pueblo. Sobre un cerro nos llamó la atención la silueta recortada sobre el horizonte de un árbol trasmocho. Parecía un azarollo. Al acercarnos pudimos confirmarlo.

¿Qué podía hacer un azarollo en ese terreno? A su alrededor crecían aliagas, tomillos, enebros, carrascas y algún rebollo. Una observación más detallada de José Antonio Sánchez señaló la presencia de montones de piedra indicadores de que hace un tiempo -posiblemente varias décadas- ese cerro estuvo cultivado, momento en el que sería plantado este frutal.

El azarollo parecía haber sido podado hace unos pocos años con intensidad. De todo o casi todo su ramaje. Casi escamondado podría decirse. El rebrote fue muy vigoroso conformándose un ejemplar de copa ancha y equilibrada. José Antonio apunta que posiblemente esta poda, realizada sobre un ejemplar que pudiera estar decrépito, fue la causa del saludable estado que luce actualmente.

Y es que los frutales quieren tener cerca la mano del hombre. O al menos, su arado.

Azarollo_Fombuena_1_red