El rebollo de la costera de Barrachina

in Aragón
Visto: 1643

El escudo de Barrachina (Valle del Pancrudo) porta, bajo la corona de los reyes de Aragón, la imagen de un árbol. Los vecinos lo asocian a un rebollo, denominación popular del roble quejigo (Quercus faginea), por ser el árbol más representativo en su término municipal. Parece lógico. El aspecto, lo tiene.

Escudo_de_Barrachina.svg_copia

Los montes de Barrachina conservan dos rebollos monumentales. Son similares pero tienen algunas particularidades que los diferencian. Cada uno crece en una orilla del río Pancrudo. Uno sobre sustrato silíceo, otro sobre sustrato margocalizo. Uno en una abrigada vaguada, otro expuesto sobre un interfluvio.

Uno de ellos es el motivo del programa de las fiestas patronales en honor a Santiago y Santa Ana en este año 2013. Es una hermosa foto tomada por David Burriel.

Programa_Fiestas

La imagen muestra al árbol al inicio de su brote primaveral, con todo su ramaje contra el cielo. Este rebollo es un árbol trasmocho que hace décadas perdió su turno de escamonda. Sería interesante conocer los usos que tenían las ramas que de él se obtenían.

Se encuentra en la cabecera de un corto barranco situado en la margen derecha del valle, entre las partidas de La Zarza y la de Los Escorrederos, en cuyo cruce con la carretera hay una granja de reciente fábrica. Si se viene desde Navarrete, este barranco queda a mano izquierda, muy poco antes de llegar al núcleo urbano de Barrachina. Y el viejo rebollo trasmocho resulta bien visible al fondo del barranco, en su divisoria.

Foto_rea_Costera

Sus coordenadas son 0655870/4529509 y su altitud 1.040 m.

 

El tronco tiene un perímetro normal de 3,55 m. Es muy ovalado teniendo el eje mayor en la dirección Este-Oeste. Su corteza muestra abundantes líquenes crustáceos. Se divide en varias cabezas que arrancan a diferente altura. Presenta fácil acceso y una plataforma que debió hacer cómodo el trabajo de escamonda. De cada una de las cabezas parten numerosas ramas en todas las direcciones ofreciendo un aspecto esférico al conjunto de la copa. Son muy numerosas y poco gruesas. Muestran señales de podas antiguas. La última, al menos, debió tener lugar hace más de cincuenta años.

 

Rebollico_La_Costera_1_red

Crece sobre un sustrato formado por conglomerados silíceos sin cementar. Está situado junto al cambio de vertiente entre el citado barranco y el amplio valle abierto por La Riera de Nueros. Es un paraje muy expuesto al viento y a la erosión hídrica, como demuestran las raíces expuestas al aire.

Rebollico_La_Costera_2red

El terreno sobre el que crece corresponde a un matorral de tomillo, aliaga y otras pequeñas matas xerófilas. Está dedicado al pastoreo de ovino, aunque parece poco pastoreado en los últimos años. En su entorno hay parcelas abancaladas dedicadas al cultivo de cereales de secano en cuyos márgenes hay otros rebollos trasmochos, algunos de notables dimensiones (3,08 y 2,20 m. de perímetro).

En 1991 fue publicado el artículo “Contribución al inventario de los árboles monumentales aragoneses: los rebollos de Barrachina” con información sobre el Rebollo de la Costera en las páginas de Xiloca nº 7.

Estos árboles trasmochos forman parte del patrimonio cultural de los pueblos, como muy bien saben los vecinos de Barrachina. Como las ermitas, como los castillos. Y merecen también su atención, respeto y reconocimiento.