Las llanuras del Escalda, un parque natural en Valonia

Visto: 616

El río Escalda (Escaut, en francés, Schelde en holandés) nace en la Picardía, región del norte de Francia, a tan solo 95 m.s.n.m. y recorre 355 km, en su mayor parte en territorio de Bélgica hasta desembocar en el mar del Norte, ya en tierras holandesas.



Como puede pensarse, con tan escasa pendiente, es un río que fluye mansamente por una extensa planicie. En el mapa el Escalda es el río de la izquierda.
 
El Parc Naturel des Plaines de L'Escaut ocupa 26.500 hectáreas del suroeste de Bélgica, en la Valonia Picarda, entre las ciudades de Tournai (Bélgica), Mons y Lille (Francia). Se extiende por la llanura aluvial, un territorio muy humanizado desde muy antiguo, que acoge actualmente a 63.500 habitantes. Es un territorio con una fuerte identidad rural y cultural. 
 
 
Tiene una gran variedad de paisajes y ambientes. Amplios y legendarios bosques, praderas con setos, cultivos agrícolas, lagunas, canales, canteras abandonadas, pueblecitos, huertos, jardines y mansiones conforman el escenario de esta región, situada tierra adentro, pero cercana al mar del Norte.
 
 
 
Este parque natural reúne unos cuantos santuarios, como son los bosques y los humedales. Sin embargo, a pesar de la intensa antropización, la naturaleza está presente por doquier, entre los campos, canales y pueblos, que son los que representan la mayor parte del territorio. Entre las especies silvestres más apreciadas se encuentran las aves acuáticas vinculadas a las zonas húmedas, las orquídeas, las mariposas de los prados, los murciélagos de las iglesias y los sauces trasmochos que son el emblema del parque.
 
 
 
Acabábamos de aterrizar una mañana de un día laborable de febrero en el aeropuerto de Charleroi. Antes de dirigirnos hacia el nordeste, dirección Lovaina para estar con Anchel, nos encaminamos con nuestro flamante Fiat 500 recién alquilado, hacia el oeste para descubrir este paisaje ... y sus árboles.

El Parc Naturel Plaines de l'Escaut define claramente sus objetivos:

  • Protección de la Naturaleza y la biodiversidad
  • Gestión del territorio y protección del paisaje
  • Aplicación de una agricultura sostenible
  • Desarrollo económico local
  • Recepción, educación y sensibilización del público
Un territorio moderadamente poblado, para lo que es Bélgica, muy poblado para Aragón, con una fuerte identidad cultural y ... con recursos económicos. El Ministerio de Valonia de Ruralidad está invirtiendo 1.672.480 € en el quinquenio 2015-2020 en el Grupo de Acción Local Plaines de l'Escaut, en el que el Parc Naturel Plaines de l'Escaut es uno de los principales actores para conseguir los fines temáticos como el turismo, la agricultura social, la promoción de los productos locales, la gestión diferenciada, la conservación de la biodiversidad, la movilidad o los proyectos culturales.
 
Es una planicie en la que predominan los prados ...


surcada de canales navegables ...

 
y multitud de pueblos conectados por una densa red de carreteras que llega hasta la última casa o granja, en las que pudimos ver cerezos desmochados ... 
 
 
Salpicaban la campiña pequeñas masas forestales, más cultivos que bosques, por lo que pudimos ver. La primavera ya se barruntaba con la floración de la campanilla del invierno (Galanthus nivalis) ...
 
 
entre un tallar de alisos ...
 

y un cultivo de planifolios para mí desconocidos ...


Poníamos atención a los animales de corral de las viviendas. En especial a las gallinas ...
 
 
de razas para nosotros desconocidas ...
 
 
bien acompañadas por cabras ...
 

y conejos ...

 
que más bien parecían mascotas. 
 
Íbamos buscando a los sauces trasmochos y no tardaron en aparecer ...
 
 
en los márgenes de los campos ...
 
 
en las orillas de los caminos ...
 
 
estaban estos árboles campesinos, fiel testimonio de un paisaje histórico que hoy es ya un elemento de identidad entre las comunidades locales ...
 
 
Árboles sanos, algunos de ellos viejos, y bien cuidados aplicando los desmoches a turnos inferiores a diez años ...
 

tal vez para su aprovechamiento energético, además del conservacionista y paisajístico, como pudimos ver después en un panel en el centro de interpretación del parque natural ...
 

Los sauces trasmochos (saules tetards) son importantes para las gentes por su valor ambiental y cultural. La localidad de Taintignies acoge una importante población y está orgullosa de los mismos como puede verse en este breve documental.
 
La mañana iba avanzando. Y por estas tierras comen pronto. Estábamos en Bon-Secours, junto a la frontera con Francia. Terreno apropiado para las tradicionales bromas entre belgas y franceses. Y nos buscamos un lugar tranquilo, todos lo estaban en esa localidad fronteriza en aquel jueves de febrero. Y cogimos impulso para la ruta de la tarde. 
 
En Bon-Secours sabíamos que se encontraba "La Maison du Parc Naturel, l'escala forestière et le promenoir des cimes". Cuando piensas en los centros de interpretación de los parque naturales nunca sabes muy bien qué es lo que te vas a encontrar, pues los perfiles y los servicios que ofrecen son de lo más variado. En este, como viene siendo habitual por estas tierras, tuvimos que abonar una entrada de 6 €. Esperas mucha educación ambiental. Y así fue.
 
 
Era un centro temático dedicado al bosque.

Estábamos solos. El interior dedicaba buena parte de su contenido a describir las especies vegetales (árboles, arbustos y herbáceas) y a los vertebrados. Lo habitual. Aquellos valores naturales más accesibles, conocidos y atractivos ...
 

Todo era muy interactivo. Sonidos, olores, texturas ....

Lejos de centrar la atención en las grandes aves o mamíferos, dedicaba buena parte de los contenidos a los pequeños organismos que, realmente, son los principales agentes en los procesos de flujo de energía y el ciclo de la materia de los bosques.

Se dedicaba varios dioramas a los artrópodos saproxílicos, algunos bien conocidos como el ciervo volante y los más mucho menos populares ...


a los hongos saprófitos comenzando por lo importante, por los micelios ....


y terminando por los cuerpos fructíferos ...

 

y creando modelos que contribuyan, sobre todo a los niños, a comprender las escalas ...

  

dentro de la fidelidad a las formas de los seres vivos y resaltando su belleza ....


Pero, lo que más nos impresionó, fue la importancia concedida a los organismos que viven en el suelo. Los colémbolos ...


y los ácaros ...

 
cobraban más protagonismo que el azor o el ciervo. En coherencia con su representatividad en cuanto a su biomasa y a sus funciones. Nos encantó ver el protagonismo que se les concedía.
 

El museo ofrecía muchos paneles y dioramas sobre aspectos del medio físico y de la actividad humana. Es un territorio muy llano, como se ha dicho. Para disponer de una perspectiva diferente, el documental que se proyectaba en el vídeo ofrecía una perspectiva aérea a través de un viaje en globo aerostático en el que se explicaban las características y ambientes de este espacio natural.
 
En el exterior se había construido un parque infantil. Realmente era un conjunto de elementos lúdicos pensados para los niños en los que realizar actividades de educación ambiental pero siempre muy relacionadas con lo sensorial. Y realizadas, en buena parte, con materiales del entorno. Había múltiples espacios temáticos.


 

E incluso una ruta de 150 metros de longitud ...
 
 
 para caminarla descalzo ...


... sintiendo las texturas, la humedad y la temperatura del suelo.

Había, igualmente, una amplia red de senderos señalizados a través del bosque caducifolio, un joven tallar en recuperación de hayas y robles, adosado al pueblo y rodeado de campos. Aunque no recorrimos ninguno.

Pero, la estrella de la Maison du Parc Naturel des Plaines de l'Escaut era la pasarela aérea a 50 metros de altura ...

 




que te ofrecía una perspectiva de la copa de los árboles.

 
Nos pareció un recurso educativo muy potente. Y, al mismo tiempo, de un coste muy elevado y de notable sofistificación e alto impacto paisajístico. Pero, al final, también depende de los resultados que ofrezca.
 
Empezaba a refrescar y la luz se nos estaba yendo. Cogimos el cochecillo y nos despedimos de las llanura del río Escalda en estas tierras picardas. 
 
 
Y de sus hermosos sauces.