En la obra de José Gonzalvo

jose01José Gonzalvo Vives (Rubielos de Mora, 1929 - Valencia, 2010). Estudió en la escuelas de Bellas Artes de San Fernando (Madrid) y de San Carlos (Valencia) destacando desde muy pronto por su brillantísimo expediente. Orientó su primera etapa hacia la pintura obteniendo su obra numerosos premios y reconocimientos. Sin embargo, con su trabajo  sobre el hierro creó una obra escultórica en la que destacó notablemente como forjador. En especial, por la expresión y fuerza de las personas y animales de sus temas para las que empleó unas características líneas rectas y sobrias formas. Sus esculturas se encuentran en espacios públicos de muchas ciudades y pueblos, sobre todo de las tierras de Teruel y de Valencia, gozando de un gran reconocimiento entre los especialistas y el pueblo, que los disfruta en su vivir cotidiano.

jose02

Los vecinos de los pueblos turolenses nos hemos aproximado a su obra tras la instalación de sus esculturas en Teruel, Alcañiz, Andorra, Rubielos de Mora o Frías de Albarracín, entre otras muchas localidades. Como calamochino y desde niño, el conjunto escultórico dedicado a San Roque y al Bailador y ubicado en la plaza del Peirón ha formado parte de mi visión del paisaje urbano de este pueblo y se ha incluido de forma destacada entre los elementos de su identidad. Fue mi primer contacto personal con su obra. Más adelante, cuando marché a estudiar a Valencia y me integré en los activos ambientes aragoneses, pude conocer directamente a Pepe Gonzalvo, como le gustaba llamarse entre amigos, ya que era un asiduo en el Centro Aragonés de esta ciudad, cuya vida cultural alentaba mostrando así un profundo cariño y vinculación por sus raíces aragonesas.

jose03

En abril de 2006 participé en unas jornadas culturales que organizaba el Centro Aragonés de Valencia. En este caso debía dar una conferencia sobre los chopos cabeceros. Entre el público se encontraba Pepe Gonzalvo. Eran los tiempos de las diapositivas  y utilicé un buen número con imágenes de estos viejos árboles tomadas dentro de los paisajes del sur de Aragón. Mientras hablaba pude ver que el artista rubielano esbozaba trazos sobre un papel con su portaminas. Al cabo, mientras nos tomábamos un vino, me propuso que le enviara alguna diapositiva de las proyectadas para realizar dibujos. Así fue, le envié un par de ellas. Ya olvidado el asunto, meses después me llevé una gratísima sorpresa cuando mi hermano José María me informaba que Pepe le había llevado dos dibujos realizados a carboncillo.

jose04

Uno corresponde a una dehesa de chopos cabeceros recién escamondados de la ribera del Alfambra en la localidad de Aguilar. La otra es unas líneas de viejos y gruesos álamos trasmochos del Regajo de Navarrete del Río, en la vega del río Pancrudo.

Es una gran satisfacción que José Gonzalvo dedicara su genio creador también a plasmar en el papel uno de los elementos más singulares y característicos del paisaje del sur de Aragón. Desde aquí nuestro agradecimiento y nuestro recuerdo.

Concurso fotográfico sobre el chopo cabecero. 2018

 OBJETIVO

 El “Concurso de Fotografía sobre el Chopo Cabecero” promovido por el Centro de Estudios del Jiloca, tiene por objeto fomentar y difundir los valores patrimoniales del chopo cabecero y otros árboles trasmochos, como sauces, fresnos y sargas, de las riberas del sur de Aragón, incluyendo como tales todos los paisajes que reflejen su singularidad y belleza, además de los diversos aspectos de estos árboles relacionados con la cultura popular, los cuidados y trabajos como la variedad de aspectos históricos, culturales, ecológicos y etnológicos que reúnen los árboles trasmochos de ribera.

Read more5º Concurso fotográfico sobre el chopo cabecero. 2018