El paso por el olmo. Un ritual de curación en la noche de San Juan

Info

De las muchas y variadas tradiciones y rituales que, en torno al agua, se han fraguado y desarrollado en tierras del Jiloca, quizá esta sea una de las más curiosas, al tiempo que una de las que más se ha perdido su recuerdo en nuestras localidades. Durante las labores de investigación previas se preguntó en diversas localidades por esta tradición o rito, no encontrando apenas testimonios que avalaran su presencia, al menos en los últimos 40 años.

En la localidad de Torre los Negros no sólo encontramos gente que lo recordaba perfectamente sino que pudimos contactar con una de las personas que lo vivió directamente, siendo incluso una de las dos personas necesarias para desarrollar dicho rito.

Y es que para ello era necesario contar con una mujer que se llamara María y un hombre que se llamara Juan… de lo contrario no podía realizarse el ritual de curación con éxito. María Gracia Sebastián (de 86 años de edad) nos contó como aquella noche de San Juan de hace más de 70 años, fueron a su casa a buscarla con el niño herniado en brazos, pidiéndole interviniera en la curación del quebrado infante.

El rito de “pasar por el olmo” es una práctica que se ha documentado en otros lugares de Aragón (Lobera de Onsella, Zaragoza, es el más conocido, con una fiesta de recreación del rito) e incluso de España (Guadalajara, Cuenca, Extremadura,…), cada uno de ellos tiene sus peculiaridades aunque, en líneas generales, todos ellos responden a similares prácticas.

ÁREA DE DIRECCIÓN Y PRODUCCIÓN

Elaborado por el Centro de Estudios del Jiloca en noviembre de 2011.

Mantente al día

Choose the way you would like to be notified for latest posts.

Bookmark & Share

Share this with your friends.

1 comentario

Deja tu comentario