• museodeljamon@calamocha.es
  • 34 978 730 645

Los tesoros de nuestra cultura

El Museo del Jamón de Calamocha pretende ser un homenaje al papel desempeñado por la mujer en la gestión doméstica y elaboración de los alimentos en cualquier hogar tradicional.  La visión femenina aporta todo el sentido al discurso museográfico.

El recorrido se inicia con una descripción de la vivienda tradicional. Se empieza explicando la estructura de los hogares, cómo cambiaban en función de las localidades y el lugar donde se construían las cuadras y corrales. No era lo mismo un pueblo del valle, donde las viviendas se extendían de forma lineal y el corral se situaba en la parte de atrás, que una localidad de montaña, con un poblamiento más diseminado e irregular.

 

En el patio de la casa encontramos un rincón donde se explica el papel desempeñado por la mujer. Comentamos el tema del matrimonio, los trajes utilizados en la ceremonia, y los ajuares y bienes aportados. La cultura popular siempre ha vinculado a la mujer con la fertilidad, por ello entre los ajuares siempre se incluía la cama de matrimonio, las sábanas y mantas, las toallas y toda la ropa vinculada a los futuros bebés. Los bordados con el nombre de la mujer eran habituales.

Un juego interactivo, destinado a los más pequeños, permite comprender cómo ha evolucionado a lo largo de los siglos la decisión de “irse de casa”.

Una vez creado el nuevo hogar, las tareas desempeñadas por la mujer eran muy variadas. Se han incluido numerosas fotografías antiguas y elementos museográficos vinculados al cuidado de los niños, la educación infantil, los animales domésticos de los corrales, el cultivo de los huertos y, el apoyo a los hombre cuando eran necesarias en las tareas del campo. Un audiovisual con cuatro testimonios cuenta en primera persona la opinión de mujeres actuales sobre estos temas.

La visita a la cocina tradicional, el comedor y la despensa es obligatoria, pues durante muchas generaciones han sido el principal dominio femenino dentro de la casa. Un audiovisual en la despensa juega con las luces y sonidos para explicar como funcionaban estos antiguos frigoríficos en tiempos que no había luz eléctrica.