Iglesia parroquial de Torrecilla del Rebollar

De Xilocapedia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Iglesia parroquial
Plano de la iglesia

las obras de la iglesia de Torrecilla del Rebollar se inician en 1761 tras el derribo del templo original que desde 1527 era objeto de constantes reformas. Al efecto se adquirió un terreno a Clemente Valero de Liria, fue maestro de obras Antonio Cólera que residía en la localidad. Todavía en 1786 se trabajaba.

El gran benefactor de la obra fue Juan Lario Lancis que puso la primera piedra y aportó una fuerte suma de dinero. Se le dedicó una capilla en la que hay dos retablos cedidos por él, hay también un retrato suyo en la sacristía.

La torre fue restaurada en 1992 y dispone de las campanas Santa Lucía y Santa María. El retablo mayor es de 1705 y está dedicado a la Purísima Concepción, hay otros diez retablos de estilos barroco y rococó de los siglos XVII y XVIII. Existen numerosas imágenes de esta época, destacando los Reyes Hebreos, San Miguel, San Lorenzo, San Sebastián, Cristo, San Cristóbal, Santa Lucía, una talla del Juicio Final, y los lienzos de la Inmaculada, San José o la Magdalena. Igualmente una cruz procesional renacentista labrada en 1560, un relicario barroco del XVI y varios cálices, crismeras, etc.


Elementos destacables

  • Campanario
  • El retablo mayor, fechado en 1705, debió pertenecer a la anterior iglesia. En él figuran lienzos de la Inmaculada, San José y la Magdalena.
  • Retablo del Calvario
  • Del siglo XVI proceden, en el lado de la epístola, una talla con el Juicio Final, en cuyo centro aparece San Miguel pesando las Almas, flanqueado por imágenes del cielo y los infiernos. En la parte alta se dispone Cristo con una espada y una flor rodeado de la Virgen y los santos, además de un bajorrelieve del Espíritu Santo. Del XVII se conservan, en el lado del evangelio, un retablo barroco con lienzo de San Francisco Javier y San Pedro Arbués, así como una imagen de Cristo, un retablo con estípites y un lienzo de Santa Bárbara, estos en el lado de la epístola. Coetáneos a la iglesia son los cuatro retablos rococó situados en el lado de la evangelio, así como los dos retablos del mismo estilo dedicados a la Virgen del Pilar y a San Fabián y San Sebastián, junto al púlpito. En la sacristía se guarda un retrato de Juan Lario Lancis, arzobispo mecenas de las obras de la iglesia.
  • Orfebrería: La cruz procesional renacentista, labrada en plata sobredorada, labrada con posterioridad a 1560 en un taller zaragozano, es una magnífica pieza de orfebrería. Junto a ella se conserva un relicario barroco en plata, procedente de taller zaragozano, datable en la primera mitad del siglo XVIII.

Bibliografía