Calamocha. Una falla de ida y vuelta

  • 0

Calamocha. Una falla de ida y vuelta

Excursión para conocer la falla de Calamocha.

  • Día: Sábado,  6 de mayo de 2017 a las 10:00 h.
  • Punto de encuentro: Polígono agroalimentario, aparcamiento junto al centro ITV
  • Hora prevista de finalización: 13:30 h.
  • Gratuito para todo el público

La población de Calamocha se sitúa al pie de un escalón del relieve, de apariencia suave pero con un importante significado geológico. Este escalón separa dos grandes cuencas sedimentarias formadas en la era Cenozoica: una es la cuenca de Calatayud, formada en el periodo Mioceno inferior-medio y que queda alojada en la parte alta del escalón; la otra es la cuenca del Jiloca, desarrollada a lo largo del Plioceno superior y Cuaternario al pie del mismo.

La falla de Calamocha es el accidente tectónico que separa ambas cuencas y que ha formado el escalón de relieve. Se trata de una falla normal, de dirección NNO-SSE y unos 17 km de longitud. Su movimiento extensional durante los últimos 4 millones de años, en el contexto de un estiramiento general de la litosfera de la Cordillera Ibérica centro-oriental, ha hundido más de 200 m la zona de Calamocha respecto a la de Navarrete-Lechago y ha generando la fosa tectónica del Jiloca.

Más atrás en el tiempo, hace entre 20 y 10 millones de años, el escalón tenía sentido contrario. Lo que ahora es el valle del Jiloca y las sierras de Santa Cruz-Valdellosa formaba un macizo compacto de materiales de la era Primaria o Paleozoica, fundamentalmente areniscas y pizarras del periodo Cámbrico medio-superior. Dicho macizo se mantenía elevado respecto a la cuenca de Calatayud, se erosionaba y suministraba los materiales que iban rellenando esta última. El accidente tectónico que provocaba dicha elevación y formaba el límite entre el macizo paleozoico y la cuenca miocena era seguramente una falla inversa antecesora de la actual falla normal. Las evidencias de esta estructura son visibles en forma de contactos cabalgantes entre Paleozoico y Mioceno al oeste de Lechago o, más al norte, en el propio casco urbano de Daroca.

En la evolución geológica de nuestro planeta no es raro que una falla o conjunto de fallas se muevan en un sentido y, tiempo después, lo hagan en sentido contrario. Es lo que se denomina “inversión tectónica”. Son fallas de ida y vuelta.

Más información en: Geologia 17. Cuaderno de campo


Sube un comentario

Los últimos libros que hemos publicado

Lo que han editado nuestros amigos del Jiloca

¡¡Sigue nuestras actividades en facebook!!

Menu Title