Category Archives: Cultura

  • -

Paseos Xiloca 2018

Category:Actividades culturales,Actividades y visitas,Biodiversidad,Bosques,Botánica,Cultura,Educación Ambiental,Naturaleza,Paseos Xiloca,Patrimonio arquitectónico,Tus excursiones por la comarca

Desde el Centro de Estudios del Jiloca queremos continuar proponiendo actividades en las que participar los fines de semana. Se trata de una experiencia en la que se irán descubriendo rincones de interés natural y cultural enb el valle del Jiloca y en las serranías próximas.

Paseos Xiloca te acercará a lugares cercanos, pero en ocasiones poco conocidos, de la mano de especialistas que conocen y sienten el territorio. Interpretar los paisajes, descubrir las plantas, los animales y las rocas, integrando la permanente huella del ser humano que ha modelado estas tierras en unos itinerarios que te sorprenderan.

Los paseos programados para el año 2018 son los siguientes:

Todos los que quieran participar en estos paseos deberán inscribirse previamente, ya sea a través de nuestra página web o llamando al teléfono 978 730 645. La participación en la actividad será gratuita para los socios del CEJ y sus familiares directos (cónyuge y descendientes). Para los no socios el precio será de 3 euros, quedando exentos los menores de 10 años (que deberán ser igualmente inscritos). Las cuotas de participación se cobrarán al inicio de la excursión. Las entradas a museos no están incluidas.

Más información en el folleto del programa.

 


  • -

El patrimonio cultural de El Poyo. Un vídeo de la Asociación Mío Cid

Category:Cultura,Patrimonio arquitectónico,Patrimonio inmaterial del valle,Videoblog

La Asociación Cultural Mío Cid ha editado un vídeo con el patrimonio local de El Poyo del Cid. Se trata de un documental en donde se mezcla la cultura local de este pueblo, los bienes materiales e inmateriales conservados y unas interesantes vistas aéreas utilizando las técnicas más modernas. Con este vídeo, la asociación pretende concienciar a sus socios de la importancia de preservar el patrimonio inmaterial de la localidad al mismo tiempo que promociona el pueblo en otros ámbitos más provinciales.

Recomendamos su reproducción a máxima calidad 1080p

https://youtu.be/t04oUD1-kCQ


  • -

Arquitectura popular. Las bodegas de Burbáguena

Category:Aragón TV,Cultura,Desarrollo económico y social,Etnología,Historia,Industria,Patrimonio inmaterial del valle Tags : 

Las bodegas de Burbáguena se localizan en la zona Este de la localidad, en el denominado barrio Alto y zona de la calle Nueva. Todas ellas se encuentran en las laderas del Cuco y el Castillo, estando excavadas sobre niveles de pizarras y cuarcitas de edad cámbrica, y también en las arcillas y conglomerados de edad cuaternaria.

Para sustentar estas construcciones se construyeron arcos de piedra y ladrillo de gran monumentalidad, algunos son de medio punto y otros apuntados. Se desconoce la fecha de realización de estas construcciones, aunque suponemos sea de varios cientos de años, coincidiendo con las primeras ocupaciones del espacio por parte de los primeros pobladores de Burbáguena en la Edad Media, puesto que, a decir de los ancianos del lugar, esto es “obra de moros”.

Alejandro y Paco Gálvez, carpinteros y nietos de cubero, junto con Vicente Rubio, nos cuentan que había hasta 23 bodegas como tales, además de algún caño suelto asociado a algunas viviendas. En el vídeo podemos ver cómo eran estas bodegas visitando el interior de una de ellas y comprobando cómo esta estructura y características, según nos cuentan Alejandro y Paco, se repite en la mayoría de ellas.

Una vez perdido su uso originario, las bodegas de Burbáguena fueron abandonadas, en algunas de ellas se hicieron peñas para las fiestas, pero en todo caso han sido usos residuales que, en ocasiones han supuesto una amenaza para su conservación. Es el caso del empleo de estos espacios para el cultivo de champiñón en los años … , muchas de las bodegas fueron vaciadas y sus cubas, toneles y tinos, destrozados. Hoy en día las bodegas están abandonadas, las viñas se han arrancado en buena parte del valle del Jiloca y estos espacios, lamentablemente, jamás volverán a ser utilizados para lo que fueron concebidos.

Es por ello que resulta grato recordar y conservar todos estos conocimientos que nuestros mayores atesoran y recuerdan con cariño. Y es que el vino, siempre fue un elemento clave en las vidas, trabajos, economía y momentos festivos de nuestros pueblos…y por eso, como canta Vicente Rubio,… nadie hablaba mal del vino.

ÁREA DE DIRECCIÓN Y PRODUCCIÓN

Elaborado por el Centro de Estudios del Jiloca en noviembre de 2011.

La entrada Arquitectura popular. Las bodegas de Burbáguena aparece primero en Filmoteca del Xiloca.


  • -

La Semana Santa en Torre los Negros

Category:Cultura,Etnología,Fiestas,Historia,Patrimonio inmaterial del valle,Religiosidad popular,Torre los Negros

Las celebraciones de Semana Santa en las localidades del Jiloca han cambiado mucho en los últimos 40 años. El papel jugado por las Cofradías, así como las numerosas celebraciones que tenían lugar en cada localidad han ido cambiando con el paso de los años, llegando a desaparecer en muchas de ellas.
En la localidad de Torre los Negros se conservan dos cantos religiosos con mucha tradición y arraigo que, pese a la habitual pérdida de costumbres, las gentes del pueblo han conseguido mantener. son los cantos de la Pasión y las Espinas.
El Reloj de la Pasión es un poema o canto religioso recitado en el contexto de la Semana Santa, son cantos formados por estrofas de cuatro versos octosílabos, que gozan en estas localidades de gran arraigo popular. Las letras de estos poemas tienen como base las horas del reloj, siendo similares en la mayoría de los municipios, aunque también debieron existir otras versiones. En realidad, el Reloj de la Pasión es un poema de autor desconocido, muy extendido por toda la geografía española.
En Torre los Negros se realiza en el contexto de la celebración de la procesión del viernes santo por la mañana, momento en que se cantaban dos cantos tradicionales: “La Pasión” (El reloj de la Pasión) y “Las Espinas”.Ese día se hace la procesión al calvario. Antiguamente la Hermandad de la Sangre de Cristo vestía sus túnicas, de color morado o negro, con capuchones y velos con agujeros, mientras todo el pueblo marchaba en procesión cantando “El reloj de la Pasión” a dos voces (parece que en origen  estas dos voces representadas por casados y solteros).

INTERÉS: Pese a que, como hemos señalado, son cantos religiosos que seguramente se cantaron en muchas localidades de la zona, parece que sólo se ha conservado su recuerdo en algunas de ellas. Torre los Negros es una localidad del valle del Pancrudo en la que la emigración, y el envejecimiento paulatino de los que quedaron, han hecho mella importante en las fiestas y tradiciones populares. Pero es interesante que se conserve vivo este canto (gracias de nuevo a un grupo de gente mayor interesada) y que sea precisamente en unas fechas como son las de Semana Santa. Antaño eran fechas festejadas por la población y vividas de una forma más “sentida”, íntima y devocional que en la actualidad. Estos cantos son una muestra de ello y contrastan vivamente con las actuales celebraciones de Semana Santa, en las que priman los tambores y los pasos procesionales, dando la “falsa” sensación de que en todos lugares se celebraba de este modo.

ÁREA DE DIRECCIÓN Y PRODUCCIÓN

Elaborado por el Centro de Estudios del Jiloca en noviembre de 2011.

La entrada La Semana Santa en Torre los Negros aparece primero en Filmoteca del Xiloca.


  • -

Albadas a la Virgen de los Navarros. Fuentes Claras

Category:Cultura,Etnología,Fiestas,Fuentes Claras,Jotas aragonesas,Patrimonio inmaterial del valle,Religiosidad popular

Las albadas son cantos de ronda que se entonaban tradicionalmente por la noche o antes del amanecer, las de Fuentes Claras están dedicadas a la Virgen de los Navarros y son de carácter religioso.

Las albadas de Fuentes Claras se cantan en la medianoche del 7 de septiembre, víspera de la festividad de la Virgen de los Navarros. Tradicionalmente los habitantes de Fuentes Claras se dirigían a la puerta de la iglesia de San Pedro, en la denominada zona de la “costerilla”, y allí interpretaban una copla mirando hacia la iglesia. Cuando la acababan se tocaba un estribillo, solo con instrumentos, y luego se hacían disparos al aire, a modo de salvas, con trabucos y otras armas de fuego, que fueron prohibidas y sustituidas por tracas, que también acabaron por desaparecer.

Es cantaba todo aquel que quiere hacerlo, que tiene un motivo padir o dar gracias a su amada Virgen. Antaño se cantaban al término del baile nocturno, en torno a la una de la madrugada. Muchos recuerdan aún a los músicos de Manzanera, que durante años acompañaron a los intérpretes y amenizaron las fiestas.

A falta de cantadores, durante un tiempo las albadas se dejaron de cantar, para resurgir en la década de los 80. Lo cierto es que, a tenor de lo que nos cuentan los informadores, ahora están bastante cambiadas. Se interpretan a las 12 de la noche y han perdido espontaneidad desde que hace unos años se ha tomado como un concurso patrocinado por el Ayuntamiento en el que se premia al que canta la copla mejor y con letra más bonita. Cada intérprete, después de apuntarse y ser nombrado se coloca mirando a la puerta y, rodeado por los vecinos, canta dos albadas. Entre una y otra se toca un estribillo musical con acompañamiento de palmas.

El canto de las albadas en esta localidad es uno de los pocos (por no decir único) que se conserva vivo (aunque transformado) en la actualidad. Existieron en otras localidades, pero en todas ellas se han perdido. Una excepción es el intento de recuperar las albadas de navidad en Burbáguena, aunque no parece haber cuajado demasiado…

ÁREA DE DIRECCIÓN Y PRODUCCIÓN

Elaborado por el Centro de Estudios del Jiloca en noviembre de 2011.

La entrada Albadas a la Virgen de los Navarros. Fuentes Claras aparece primero en Filmoteca del Xiloca.


  • -

Oficios para el recuerdo. El cestero. Fuentes Claras

Category:Cultura,Desarrollo económico y social,Etnología,Fuentes Claras,Industria,Naturaleza,Patrimonio inmaterial del valle,Sin categoría

El trabajo del mimbre o “bimbre” en la zona del Jiloca gozó en el pasado de gran tradición, siendo uno de los trabajos más antiguos de la humanidad en lo que a aprovechamiento de los recursos naturales se refiere. Los viejos oficios, con sus últimos artesanos, cubrían las necesidades materiales de unas comunidades rurales muy vinculadas al territorio, al conocimiento del medio, de sus posibilidades prácticas,… La capacidad de observación y el aprendizaje continuo, almacenados en la memoria colectiva y transmitidos de generación en generación, llevaron a numerosos hombres y mujeres a dedicarse a estos menesteres hasta que los cambios sociales y económicos acabaron con siglos de tradición.

Uno de estos oficios, prácticamente ya perdidos en la zona del Jiloca, era el de cestero. Y una de las familias que lo practicó, con dedicación de al menos tres generaciones, fue la de los Gargallo de Fuentes Claras. La familia Gargallo conserva muchos recuerdos de aquellos tiempos, además de tener todavía las herramientas y cestos que se usaban antaño. Francisco es un hombre inquieto que quizá se anime a “transmitir” sus conocimientos a nuevas generaciones que así lo deseen…eso sería formidable. Ánimo Francisco.

Estos cestos se vendían en muchos pueblos de la contornada: Bello, Odón, Torralba, Tornos, Bañón, Rubielos de la Cérida,…. Francisco y sus hermanos iban con su padre, Joaquin Gargallo Gineva, el carro y el burro a vender, cada dos o tres semanas, por los pueblos. Joaquin se ataba unos cuantos cestos con una soga al hombro y se iba calle arriba, calle abajo, de casa en casa, mientras ellos esperaban junto al carro por si acudía alguien…

ÁREA DE DIRECCIÓN Y PRODUCCIÓN

Elaborado por el Centro de Estudios del Jiloca en noviembre de 2011.

La entrada Oficios para el recuerdo. El cestero. Fuentes Claras aparece primero en Filmoteca del Xiloca.


  • -

El apicultor (II parte). Herrera de los Navarros

Category:Botánica,Ciencias de la Tierra,Cultura,Desarrollo económico y social,Entrevistas,Etnología,Gastronomía,Herrera de los Navarros,Naturaleza,Patrimonio inmaterial del valle

En esta II Parte del documental Miguel Anadón, de Herrera de los Navarros (Campo de Daroca, Zaragoza), nos habla y muestra las labores de tratamiento de la miel desde que se extrae de la colmena hasta que llega a manos del consumidor.

La narración de su vida laboral (tal como la llamamos hoy día) es en realidad el relato de una vida de constante sacrificio y aprendizaje, siempre recompensada con algo que llevarse a la boca, un dinero para ahorrar y ampliar su “negocio” y, fundamentalmente el cumplimiento de la premisa fundamental del hombre de campo: la posibilidad de tener tiempo para todo ello. Es por ello que de su conversación se trasluce ese sentimiento de felicidad por una vida plena en la que las abejas han tenido mucha importancia.

Y es que, tal y como nos decía Miguel a nosotros “no nos ha tocado pasar por el tubo estrecho”,… no nos ha tocado aprender de todo, y hacerlo por necesidad, pero también por placer. El placer que uno siente cuando va a cortar la miel y encuentra los panales llenos, las abejas sanas y el monte en su lugar. Una filosofía de vida que, siendo consciente de la situación actual, reflexionando sobre el futuro de la apicultura, Miguel nos transmite con gran sabiduría y extrema sencillez.

ÁREA DE DIRECCIÓN Y PRODUCCIÓN

Elaborado por el Centro de Estudios del Jiloca en noviembre de 2011.

La entrada El apicultor (II parte). Herrera de los Navarros aparece primero en Filmoteca del Xiloca.


  • -

El apicultor (I parte). Herrera de los Navarros

Category:Cultura,Desarrollo económico y social,Entrevistas,Etnología,Herrera de los Navarros,Naturaleza,Patrimonio inmaterial del valle,Sin categoría

La profesión de apicultor sigue practicándose en la actualidad, sin embargo muchos son los aspectos de esta actividad económica que han cambiado en los últimos 50 años. Antaño considerada un complemento de la economía familiar, en muchos hogares constituía una importantísima fuente de ingresos adicional. 

Miguel Anadón, de Herrera de los Navarros (comarca Campo de Daroca, provincia de Zaragoza) nos cuenta cómo desde niño aprendió el oficio, sobretodo observando a los mayores y, de este modo “se fue engrandeciendo poco a poco”. La narración de su vida laboral (tal  como la llamamos hoy día) es en realidad el relato de una vida de constante sacrificio y aprendizaje, siempre recompensada con algo que llevarse a la boca, un dinero para ahorrar y ampliar su “negocio” y, fundamentalmente el cumplimiento de la premisa fundamental del hombre de campo: la posibilidad de tener tiempo para todo ello. Es por ello que de su conversación se trasluce ese sentimiento de felicidad por una vida plena en la que las abejas han tenido mucha importancia.

Y es que, tal y como nos decía Miguel a nosotros “no nos ha tocado pasar por el tubo estrecho”,… no nos ha tocado aprender de todo, y hacerlo por necesidad, pero también por placer. El placer que uno siente cuando va a cortar la miel y encuentra los panales llenos, las abejas sanas y el monte en su lugar. Una filosofía de vida que, siendo consciente de la situación actual, reflexionando sobre el futuro de la apicultura, Miguel nos transmite con gran sabiduría y extrema sencillez.

En este vídeo Miguel nos cuenta las experiencias y modos de vida del apicultor de antaño. En el Apicultor (II Parte), nos habla y muestra las labores de tratamiento de la miel desde que se extrae de la colmena hasta que llega a manos del consumidor.

ÁREA DE DIRECCIÓN Y PRODUCCIÓN

Elaborado por el Centro de Estudios del Jiloca en noviembre de 2011.

La entrada El apicultor (I parte). Herrera de los Navarros aparece primero en Filmoteca del Xiloca.


  • -

Oficios para el recuerdo. El cubero. Burbáguena

Category:Cultura,Desarrollo económico y social,Etnología,Historia,Lechago,Patrimonio inmaterial del valle Tags : 

La actividad vitivinícola en nuestras localidades trajo consigo el desarrollo de actividades artesanales ligadas a la vinificación. Una de las más reseñables es la de los cuberos o maestros cuberos, encargados de construir y mantener esos recipientes tan particulares que guardaban y maduraban a lo largo de meses el vino,  tan importante como fuente económica para numerosas familias.

En Burbáguena hubo un maestro cubero que, natural de Lechago y habiendo aprendiendo el oficio en Zaragoza, ejerció su actividad artesanal por buena parte del  Jiloca. Su nombre era Pedro Gálvez Serrano, conocido como Pedro “el cubero”, era el abuelo de Paco y Alejandro, los carpinteros de Burbáguena.

Ellos son los que nos cuentan todo lo relativo a este oficio, practicado durante años en su familia, pese a que ellos, principalmente ejercieron ya el de carpintero.

INTERÉS:
El oficio de cubero está totalmente perdido en la actualidad en la zona del Jiloca. El hecho de rescatar algunos datos sobre el mismo, así como numerosos recuerdos familiares resulta de sumo interés. Más en un momento en el que el papel de las propias bodegas y de los trabajos y cultivo del vino, están en franco retroceso en la zona.

El uso de nuevos materiales y técnicas a la hora de guardar y madurar el vino, desplazó completamente la elaboración de cubas de madera por parte de los artesanos, pese a que muchos son los que reconocen que aquellas cubas “daban otro gusto al vino”

ÁREA DE DIRECCIÓN Y PRODUCCIÓN

Elaborado por el Centro de Estudios del Jiloca en noviembre de 2011.

La entrada Oficios para el recuerdo. El cubero. Burbáguena aparece primero en Filmoteca del Xiloca.


  • -

Elaboración de jabón casero o “de tajo”. Torrijo del Campo

Category:Cultura,Desarrollo económico y social,Etnología,Patrimonio inmaterial del valle,Torrijo

La elaboración de jabón casero (o de tajo) usando sosa caústica, era una práctica habitual en muchas casas del mundo rural jilocano hasta hace muy poco tiempo; y es que, como dicen en Torrijo del Campo: “El hacer jabón en casa tiene un punto de limpiar y recoger residuos que no sirven para otra cosa”.

 La cultura del aprovechamiento de los recursos en el mundo rural sigue practicándose en numerosos hogares, de hecho muchas son las mujeres que hoy en día siguen haciendo jabón que usan para múltiples tareas, pero fundamentalmente, para lavar la ropa.

El vídeo recoge un proceso de la economía doméstica, pero también una forma de convivencia e interacción social entre mujeres en un mundo rural que, hasta hace poco tiempo, no permitía muchas relaciones entre las mujeres fuera del ámbito doméstico. El hacer jabón era algo que se hacía en familia, pero también con las vecinas y amigas… por lo tanto su papel e importancia trasciende la meramente económica, convirtiéndose en un elemento más de nuestro rico acervo cultural.

ÁREA DE DIRECCIÓN Y PRODUCCIÓN

Elaborado por el Centro de Estudios del Jiloca en noviembre de 2011.

La entrada Elaboración de jabón casero o “de tajo”. Torrijo del Campo aparece primero en Filmoteca del Xiloca.


Los últimos libros que hemos publicado

Nuestro fondo editorial

Lo que han editado nuestros amigos del Jiloca

¡¡Sigue nuestras actividades en facebook!!

Menu Title